DESTACÁMOS

DESTACÁMOS

'Migueli': “El Barça no cuida a sus leyendas”



Cuando él habla, todos escuchan. El 'Tarzán', se deshace en elogios hacia Puyol y Piqué, sus relevos.
¿Qué significa para usted ser el jugador que más partidos oficiales ha disputado con la camiseta del FC Barcelona?-Es una satisfacción para mí tener ese récord desde hace tantos años. Me siento orgulloso de haber pertenecido a un club como el Barcelona durante todo este tiempo, y esa cifra de partidos significa que he sido honrado y que lo he dado todo por el club.
- Usted llegó al club en 1973 procedente del Cádiz. Su gran valedor fue Domènec Balmanya. ¿Fue difícil adaptarse a Barcelona?-No lo fue, por dos razones. Primero, porque con quince años me marché de Ceuta para Cádiz y ya me tuve que espabilar. Y segundo, cuando llegué a Barcelona conté con la ayuda del hijo de Balmanya, José, que ha sido como un hermano para mí. Estuve durante dos años y medio en su hotel, el Europark, en la calle Aragó. Eso me ayudó mucho.
- En la temporada 1973-74, la de su debut, jugó usted un sólo partido con el primer equipo. Estaba haciendo la mili y tuvo problemas con los altos mandos. ¿Qué pasó?-Me tomé mi mes de permiso y me vine a Cataluña, pero no sabíamos que para jugar había que pedir otro tipo de permiso. Michels me hizo debutar contra el Zaragoza y a los cinco minutos de empezar el partido llegaron dos guardias civiles para detenerme. El señor Vilaseca, un dirigente de entonces, les convenció para que al acabar el encuentro me presentara donde fuera necesario. Y así fue.
-¿Le castigaron?-Pues sí. Me presenté en Ceuta y cumplí el castigo que me pusieron, que fue de dos meses de calabozo. La verdad es que lo volvería a hacer todo igual.
- Con usted el Barça conquistó sus tres primeras Recopas y jugó la final de Basilea con la clavícula rota…-Sí, así fue. Una semana antes de la final, jugando contra el Espanyol, me lesioné en la clavícula. Pero yo dije que jugaría esa final. El doctor González Adrio me puso una inyección ahí y pude jugar el partido, pero con la mala suerte de que hubo prórroga y la anestesia se me acabó. Ya se habían hecho los tres cambios y tuve que jugar media hora con aquél dolor. Ese es mi mejor recuerdo en el Barça. Fue el trofeo que más me marcó y con el que comprendí lo que era el sentimiento culé para Cataluña............MÁS en ceuta azulgrana

0 comentarios:

CONTACTA CON NOSOTROS EN

CONTACTA CON NOSOTROS EN